Cienciacionalismo


Hace una semana salió publicada en varios periódicos digitales la siguiente notícia: "Investigadores encuentran cura para el cáncer, pero no es negocio para las farmacéuticas y quizá nunca vea la luz". (Léelo entero aquí)
Células cancerígenas. Vía www.cancerhumano.com

 El artículo dice que se ha descubierto un medicamento (el dicloroacetato) que revierte los tumores al matar solamente a las células cancerígenas, pero que por desgracia, dicho producto no es patentable y eso provoca que las farmacéuticas intenten evitar su investigación.

Visto así, a bote pronto, es una notícia que provoca rabia y nos lleva al famoso grito de guerra sobre la incoherencia de que hayan empresas que ganen dinero a costa de desgracias ajenas, como es el caso de las indústrias farmacéuticas.

Haciendo un poco de investigación de campo (cosa que todos y cada uno de nosotros deberíamos intentar hacer, teniendo en cuenta las posibilidades que nos ofrece Internet), se llega a fuentes más cercanas al paper original y fiables. (Por ejemplo, lee ésta, entera en inglés aquí).

En esta información, mucho menos digerida, encontramos que la realidad es muy algo distinta. 
Vamos a ver.
Para empezar, se ha probado en glioblastoma, que es un tipo de cáncer cerebral. Decir que "se encuentra la cura del cáncer" es por lo tanto mentira. Como bien comentaba Barbacid en la entrevista que recomendamos anteriormente, debe hablarse del cánceres, en plural. Hay tantos tipos de cánceres como enfermedades víricas. Es incorrecto usar el término "cáncer" de forma genérica porque crea confusión y es injusto para el lector (por no hablar ya de los enfermos).
Imagen de un Glioblastoma. de lookingfordiagnosis.com

Por otro lado, dicho estudio se ha provado en tejidos de 5 pacientes. Aquí se tiene que comentar que, por un lado, 5 pacientes es una muestra poco significativa, como se puede suponer. 
Por otro lado, probar en tejidos significa que se ha extraído una muestra del glioblastoma del paciente y se ha tratado con dicloroacetato en un laboratorio. Lejos queda aún la prueba in vivo, dentro del organsimo del enfermo. Esta segunda revelación nos trae varias conclusiones: 

1) No tenemos una muestra significativa y fiable  
2) No existe un medicamento hecho con dicloroacetato. (Aquí podríamos añadir además, las dificultades que existen para crear un medicamento que actúe a nivel cerebral, debido a la función de la barrera hematoencefálica que es muy selectiva y evita la entrada de muchísimas moléculas).
3) No se conocen los posibles efectos secundarios del dicloroacetato al no haberse tratado el paciente directamente.

La realidad por lo tanto, es distinta a la publicada en los periódicos digitales. Si bien las investigaciones con el dicloroacetato han sido un gran paso en la investigación del gioblastoma, todavía no es la cura y mucho menos se puede hablar de la cura del cáncer, en general. No hace falta decir que no critico la labor de los investigadores, que es valiosísima.
La crítica va hacia el periodismo.
A esta forma de escribir notícias científicas la podemos bautizar como Cienciacionalismo y sucede, sobre todo, en notícias de Salud donde existe un público fiel e interesado, con necesidad de soluciones y esperanzas.  Señoras y señores periodistas del mundo: no creemos falsas esperanzas ni exageremos notícias con la finalidad de tener más lectores. 

Llegados a este punto, debo decir que la realidad sobre si las empresas farmacéuticas están o no interesadas en la investigación y desarrollo de un medicamento derivado del dicloroacetato, no la sé. Las empresas farmacéuticas son grandes monstruos difíciles de penetrar y aún más de conocer sus intenciones. Me sumo, por lo tanto, a las protestas sobre el negocio de las farmacéuticas.

Y para el debate sobre dicho negocio, recomendamos la película "El jardinero fiel", por si todavía hay alguien que no la haya visto.

5 comentarios:

Sergi dijo...

Muy buena exposición.
Me ha gustado mucho saber de este blog ;) Lo visitaré regularmente jeje

Respecto al tema del DCA, entiendo la presión mediática de la sociedad. No obstante, no hay evidencias fehacientes ni una relación directa para creer que pueda ser la panacea para el cáncer. De hecho hay trabajos contradictorios. Hassoun et al. 2010 demuestra que es altamente tóxico para el tejido hepático. Por otro lado, las pruebas positivas sobre cinco pacientes en el trabajo de Michelakis et al. 2010, han sido realizadas junto a una cirugía previa. No hay nada concluyente, ni mucho menos. De hecho, hay otros elementos descritos como "cura cáncer", como el ácido docosahexaenoico o la squalina,con resultados increíbles. Sin embargo, deben de ser profundamente estudiados todavía.

Un saludo

Sergi

Ivan Ferrer dijo...

Bien dicho. Yo ya me había alarmado por la noticia 'cienciacionalista' y debería haberla contrastado antes.
Pero quisiera invitarte a releer el enlace que pones de ejemplo.
Yo tengo 0 conocimiento de medicina pero parece que, efectivamente sí se dice que se hicieron pruebas con tejidos extraídos de 49 pacientes, pero los otros 5 sí recibieron tratamiento directo con el medicamento, pues precisamente comentan que tomó 3 meses alterar el metabolismo del tumor a través del medicamento en sangre, lo cual provocó, sin más efectos adversos, entumecimiento en los dedos de pies y manos de los pacientes.
Por otro lado parece que lo interesante al margen del tipo de cancer, es que este medicamento logra debilitarlo. Cito: By altering the way cancer handles its nutrient fuels, specifically the sugars, DCA was able to take away cancer's most important strength, the resistance to death.

Definitivamente, el más triste es el último párrafo, donde dice que todo esto se financió en gran parte con donaciones de gente, fundaciones, etc.
Cuesta de entender. Incluso que no haya otras empresas no farmacéuticas que aprovechen investigaciones así para ganarse la opinión pública. Parece que hay como un respeto fraternal entre todos los que tienen El Dinero.

Con todos mis respetos.
Saludos y gracias por abrirme un poco más los ojos.

Anónimo dijo...

Para empezar creo que estan muy desinformados ya que las pruebas se realizaron en el tipo de cancer mas maligno porque era lo mejor para probar la eficacia ya que si funciona en un tipo de cancer que en la mayoria de los casos tratados por otras vias no viven mas de tres meses da una buena pauta de como puede funcionar en el restante de los cancer. En segundo lugar sobre 5 pacientes terminales con este cancer uno falleció ya que el dca necesita algún tiempo mínimo de asimilación y los cuatro restantes llevan unos quince meses estables en tratamiento. Si bien no se puede confirmar mediante pruebas mas amplias aún, los primeros indicios de su funcionamiento distan mucho de lo que aqui informan.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con el último comentario, si el autor de este blog se hubiera molestado un poco en buscar información en otras páginas, sabría que hay más gente investigando el DCA, incluso se está investigando en España. Es fácil hacerse el sabio con sólo una prueba de una publicación.

Un saludo.

gabriel ureña dijo...

También estoy de acuerdo con el penúltimo comentario!